agranda letraachica letrainicioimprime el textovolver

La Misión

¿Para qué hago esto?
Buena pregunta. En realidad, yo ya tengo un trabajo.

Sin embargo, veo todos los años, todos los meses, y casi todos los días, mujeres cuya experiencia en la maternidad ha sido malograda, básicamente porque no se les ha respetado lo que ellas querían o podían hacer. Frustración agravada por no tener los recursos para defender su posición, salvo su intuición que les decía que eso no tenía que ser de la manera que estaba siendo.
¡Y tienen razón!

melina

En lugar de lamentarme, indignarme y compadecer, resolví colaborar.
Las que quieran recibir, lo tendrán.
¡Vamos!